La falta de agua para la agricultura está generando importantes perdidas en los campos, razón por la que el congresista exigió soluciones en el nivel central.

Preocupado se mostró el legislador por la región de Los Lagos ante el déficit hídrico que está afectando a la zona, producto de las altas temperaturas durante la época estival, que ha dejado a su paso varios pozos secos y cultivos destruidos por la falta de agua.

Lo anterior ha llevado al parlamentario a exponer la problemática en el nivel central, buscando que se tomen medidas para mitigar el actual escenario.

“Es necesario que el gobierno se ocupe cuanto antes de este problema. Los agricultores y de nuestra región no pueden esperar más, y necesitamos medidas urgentes, porque de lo contrario se hace inevitable decretar emergencia agrícola. Es realmente alarmante la situación que está ocurriendo en los campos con el déficit hídrico, perjudicando duramente a la agricultura y la ganadería principalmente desde la segunda quincena de febrero en comunas como Curaco de Vélez, Ancud, San Juan de la Costa, Fresia y tantos otros lugares de la región de Los Lagos. Es por esto que, me he comunicado con las autoridades del agro en el nivel central para que actúen con celeridad a fin de no continuar agudizando la crisis que viven nuestros pequeños agricultores”. 

El parlamentario advirtió que, de no tomarse medidas serias y rápidas, habrá perdidas millonarias por parte de los pequeños agricultores, asegurando que los efectos de la falta del vital elemento también se están viendo en todas las provincias de la región.