Del brazo le cuelga una pequeña bolsa azul de tela, de esas que se usaban antiguamente para comprar el pan. Nicolás Meneses (Buin, 1992) partió como poeta y recientemente lanzó la novela “Panaderos” (Hueders), donde da cuenta de un oficio que comparte con su padre, y que ha convertido en material literario. “Corrí a llamar una ambulancia.

Corrí a avisarle a todo el mundo, dando mi voz a la gente de la planificadora. SOY HIJO DEL PANADERO ISMAEL FUENTES Y NECESITO UNA AMBULANCIA. Al final no llegó. Mi papá se fue recostado sobre los sacos de harina, rodeado de canastos de mimbre”, remata en el primer capítulo. El accidente laboral de su padre es el motor de la novela.

Fuente: eldesconcierto.cl