El capitán del equipo chileno de Copa Davis, Nicolás Massú, la está pasando bien en su calidad de entrenador del austríaco Dominic Thiem, quinto mejor jugador del circuito en la actualidad. Pero el “Vampiro” no ha dejado de lado sus labores con el elenco nacional, por lo que ha asegurado que puede hacer ambas tareas de manera paralela.

“La Davis ahora se juega dos semanas al año, me queda mucho tiempo. Antes uno se juntaba unos días antes con el equipo, pero ahora gracias al proyecto con Thiem estuve en Buenos Aires y Río, donde jugaron Garin y Jarry; en Indian Wells y Miami, donde jugó el Nico, estuve en casi todos sus partidos”, manifestó en entrevista con La Tercera.

Massú asevera que viajar constantemente a los principales torneos del mundo, en los que ahora pueden estar presentes los mejores del equipo chileno, va a ser un plus en el futuro. “Estar en el circuito me acerca mucho más a ellos”, sentenció.

Eso sí, el doble medallista olímpico fue enfático en señalar que su rol como capitán en la Davis sigue siendo prioridad. “La Copa son compromisos que yo ya tengo, eso está hablado, está todo conversado”, indicó.

Fuente: lanacion.cl