El presidente del Consejo Regional de Los Lagos, Juan Cárcamo Cárcamo en un punto de prensa realizado el 29 de octubre, informó acerca de las circunstancias en las que el consejero regional Francisco Reyes viajó a Chiloé, quien de forma responsable se hizo examen para determinar sí tenía COVID-19, apenas padeció leves síntomas, previo al plebiscito.

El consejero Reyes informó al Core Los Lagos, la recepción de invitaciones en su calidad de consejero y como presidente de la comisión de medio ambiente, tuvo reuniones con la comunidad chilota solicitadas por éstas, y para trasladarse lo hizo con sus propios recursos. Su viaje y gestiones las informó al Core y solicitó antecedentes  por oficio a los organismos involucrados en las problemáticas levantadas.

Al respecto, Cárcamo aclaró que desde marzo este cuerpo colegiado no mandata a los consejeros para realizar trabajo en terreno, es decir sin aprobación no realizan viajes con recursos públicos y si lo hacen es con recursos propios. “Lo primero que hemos hecho como cuerpo colegiado es preocuparnos de la salud del consejero y su familia, ofrecerle apoyo en esta situación”, explicó.

Enfatizó que involucrar y responsabilizar al intendente en esta situación es erróneo, ya que no es el jefe de los consejeros, él no determina ni autoriza las salidas; como parte del Ejecutivo propone los temas de la tabla de cada sesión plenaria y cada 15 días da informe de su gestión al pleno, un acto que se valora pues no es obligatorio.

Finalizó señalando que el tema de fondo es lo que importa, y donde este cuerpo colegiado apunta para contribuir con la reactivación económica, salud, infraestructura y todos los recursos que aprueba previo a un análisis que permite robustecer iniciativas presentadas por los servicios, municipios, organizaciones, entre otros. La tarea de hoy es reforzar las medidas sanitarias en los sectores para ir saliendo de esta pandemia y eso debe ser un compromiso de todas y todos.