A partir de este sábado avanzan a la etapa de transición las comunas de Queilen, Quemchi, Dalcahue, Castro, Quellón y Ancud en la Provincia de Chiloé, mientras que en la región retroceden a Cuarentena Hualaihué y Calbuco; lo que demuestra el dinamismo de las cifras de contagio del Covid-19.

No obstante las variaciones en los números, el comercio de la Región de Los Lagos continúa sin poder levantarse debido a las restricciones dispuestas por la autoridad sanitaria para enfrentar la pandemia.

A juicio del diputado Santana, existe una necesidad imperiosa de adaptar los protocolos de las distintas fases a la realidad regional; ya que ella, señaló es muy distinta a la del resto del país y sobre todo a la de la región Metropolitana.

“Obviamente ingresar a la Fase de Transición, Preparación o Apertura, no representa lo mismo para un locatario de un restorán en la comuna de Providencia que para un emprendedor de Ancud, de Puerto Varas o de Hualaihué”, aseveró.

“Hemos visto que la variación y los mayores flujos de circulación de personas permitieron a los pequeños comercios desacelerar la caída que venían mostrando desde la primera cuarentena en la Región Metropolitana, pero ello lamentablemente no ocurrirá en nuestra región”.

En ese sentido, Santana, agregó que “tener la posibilidad de abrir sus locales -de un pequeño café- por ejemplo; pero siempre y cuando puedan disponer de mesas al aire libre para cumplir los protocolos, no es una alternativa factible para los emprendedores de nuestra región, si nuestra realidad es que acá puede estar lloviendo o que el viento lo hará derechamente imposible”.

Por ello, pidió al Ministerio de Salud flexibilizar y adaptar los protocolos procurando tomar en cuentas las distintas condiciones geográficas y climáticas que poseen tanto las provincias como las regiones.