MÁS DE SIETE MIL NIÑOS Y NIÑAS INGRESARON A LOS JARDINES DE INTEGRA

234

Los 110 establecimientos de educación parvularia de la región de Los Lagos iniciaron sus actividades. La directora regional entregó recomendaciones para la adaptación de los niños y niñas en este proceso.

Caritas de alegría y ganas de jugar marcaron el inicio del año de educación parvularia para más de siete mil niños y niñas que ingresaron a los 110 jardines infantiles y salas cuna de Fundación Integra en la región de Los Lagos, donde fueron recibidos con los brazos abiertos por sus educadoras.

Sobre el inicio de este año 2020, Marcela Gallardo, directora regional de Integra detalló que “estuvimos trabajando durante todo el verano, preparando nuestros jardines y salas cuna para cumplir con nuestro compromiso de entregar una educación parvularia de calidad. Les damos la bienvenida tanto a las familias que retornan de vacaciones, como a las que asumen esta etapa por primera vez, queremos que confíen en nosotros en que sus hijos aprendan felices”.

Karl Heinz acaba de empezar su etapa de educación parvularia en la sala cuna del jardín Sueños del Humedal, en el primer día su papá Karl Heinz Doepking comparte su experiencia: “me siento ansioso, expectante, orgulloso, son un cúmulo de emociones la verdad. Elegimos un jardín de Integra por la confianza que nos dio gracias a los comentarios que escuchamos, era nuestra primera opción, siempre pensamos en Integra y veíamos el jardín muy bonito. En su paso por la educación parvularia, esperamos que tenga una linda niñez, que aprenda a desenvolverse con otras personas, que tenga amiguitos y se desarrolle bien”, cerró el apoderado.

En tanto en el Jardín Nueva Cumbre, las hermanas Josefa y Sofía también iniciaron un nuevo periodo, “la mayor ya estaba acá del año pasado y su hermana chiquitita lo único que quería era entrar y este año las dos están fascinadas”, contó su mamá Valentina San Martín. Su papá Luis Ojeda agregó: “la Sofía aprendió mucho el año pasado, acá tiene una educación más personalizada donde le prestan mucha atención, ha aprendido mucho gracias a las tías nos han apoyado harto, se han portado un siete con nuestras hijas”.

Recomendaciones

Durante los primeros años de vida, los niños y las niñas se enfrentan a importantes cambios que forman parte de su desarrollo y aprendizaje, uno de ellos es la adaptación al jardín infantil o al colegio. Por eso, el llanto de los niños, la angustia en los padres y la preocupación de los educadores, son escenas que se repiten al inicio del año parvulario.

La directora regional de Integra explica que “la adaptación es el proceso en que el niño se acomoda a las condiciones de su entorno y en este caso, él debe modificar su comportamiento para integrarse al nuevo escenario. Este cambio contempla nuevos horarios de sueño, normas y tipos de alimentación. Además, algunos niños por primera vez se separarán de sus padres o cuidadores por un largo período de tiempo”.

Para evitar que estos cambios afecten las emociones, el desarrollo y el aprendizaje de los niños, FONOINFANCIA, servicio gratuito de atención psicológica de la Fundación Integra (800 200 818 o www.fonoinfancia.cl), entrega las siguientes recomendaciones.

  • Visite el jardín infantil o la sala cuna al que asistirá su hijo o hija antes del inicio del año parvulario. Recorra todos los espacios educativos y explíquele con palabras simples y una mirada positiva que este será el lugar donde jugará, se divertirá y conocerá a sus nuevos amigos.
  • Presente a su hija al equipo educativo que la acompañará durante la jornada educativa.
  • Días previos al primer día de jardín infantil adapte los horarios de alimentación y sueño, según lo definido por el establecimiento, para evitar cambios bruscos de rutina.
  • Permita que su hijo o hija lleve su juguete favorito y promueva que se lo presente al equipo educativo. Recuerde que este es un objeto de apego que le entrega seguridad.
  • Evite traspasar miedos y aprensiones a sus hijos. Si se muestra seguro y tranquilo, será más fácil para ellos/as.