El jefe de la cartera de Obras Públicas se refirió este martes a la situación del puente Chacao tras comunicado público del Consorcio Puente Chacao (CPC) de una eventual paralización de los trabajos de construcción que unirán la isla de Chiloé con el continente. “El puente Chacao es una de la obras de ingeniería más relevantes y una de las obras públicas más importantes del país, la cual entregará conectividad a la isla, a la gente que vive ahí, a la que quieren llegar a la zona, esa gente es nuestra principal preocupación.
Este puente fue licitado en 2013 en el primer gobierno del presidente Piñera por un monto aproximado de US$ 600 millones para su construcción. Como Gobierno vamos a seguir apoyando su construcción, tal como lo hemos hecho hasta ahora. El puente Chacao va a continuar su construcción”, destacó el Ministro Alfredo Moreno.

En la misma línea, el titular del MOP resaltó que “la otra prioridad que tenemos  es cuidar los recursos de todos los chilenos. Esta es una obra de gran envergadura y los $218 mil millones de pesos adicionales que está pidiendo el consorcio que está construyendo esto (CPC) – aproximadamente unos 300 millones de dólares- es un aumento del 50% del valor del puente”. Para dimensionar esta cifra, el secretario de Estado señaló que “esto equivale a cuatro veces más lo que se ha construido, es decir, estas cifras subirían en cinco veces el valor original del puente. Por ello, debemos cuidar los recursos de Chille, considerando que los montos solicitados equivalen más o menos a los tres hospitales que vamos a licitar en los próximos días; los hospitales de Parral, Linares y Constitución”.

En la misma línea, la máxima autoridad de la cartera agregó que el Gobierno seguirá haciendo todos as gestiones para mantener los tiempos de la obra que se desarrolla en Chiloé: “Hemos hecho y seguiremos haciendo los mejores esfuerzos para tener un acuerdo con este consorcio, siempre y cuando se cumplan las dos prioridades anteriores, es decir que este puente se construya, que se logre la conectividad con Chiloé, que se cumplan los plazos y, sobre todo, que se cuiden los recursos del país”.

 

Frente a las diferencias a las que alude CPC, el ministro Alfredo Moreno destacó los pasos a seguir. “El propio contrato establece que cualquier diferencia debe resolverse en los tribunales de justicia de Chile, cualquiera de las partes puede acudir sin ningún problema ante alguna diferencia. Nadie está por encima de la ley, ni chilenos ni extranjeros, por lo que no se puede amenazar ni señalar que no se cumpliría el contrato. No aceptaremos que el contrato se incumpla y de suceder esto tendría repercusiones graves para el propio consorcio”, concluyó el jefe del MOP.