Intensas jornadas de entrenamiento vive en estos días la selección chilena sub 16 de Volley femenino, equipo que llegó este lunes a Frutillar para una concentración que apunta a llegar en óptimas condiciones al Sudamericano de esta disciplina, que se disputará en Lima durante el segundo semestre.

Según explicó el entrenador jefe de la Selección Nacional, Eduardo Gillaume, “Lo que intentamos desde que empezamos con este grupo, que son las niñas nacidas el 2004 y 20015, a entrenar, a conformar un grupo, es salir a las regiones a jugar, y esto por varios motivos. Uno de ellos, que siempre la selección entrena en Santiago, entonces a la gente de regiones se les hace difícil ir siempre a Santiago a entrenar. La idea es traer también el Volley un poco a las regiones, sacar a las jugadoras de Santiago y hacerlas conocer el país, para que al momento de ponerse la camiseta también tener una idea más cabal de qué es lo que se está representando”.

El plantel nacional entrena diariamente y en doble jornada en el gimnasio del Instituto Alemán frutillarino, al que pertenece una de las seleccionadas más jóvenes, la alumna Petra Schwartzman, quien cursa 8° Básico y juega como Opuesto. Según explicó, representar a su país y entrenar además en su propia casa, tiene una doble motivación: “Para mí significa una súper buena oportunidad, además estar acá en Frutillar, como dueña de casa, es una muy buena oportunidad, y encuentro que lo mejor que puedo hacer aquí es aprovecharla y seguir mejorando mi nivel de deporte”, aseguró.

Con el equipo viajan jugadoras de todo el país, como es el caso de Ana Erskine, proveniente de Arica, quien comentó que ha sido un poco difícil acostumbrarse al frío de la zona, y que sin embargo todas se preparan con dedicación para el desafío del Sudamericano: “No puedo decir que lo veo fácil, porque no es fácil. Pero encuentro que hemos trabajado súper duro, nos hemos esforzado en que nos salgan bien las cosas, y tenemos posibilidades de sacar un buen puesto”.

Hasta el gimnasio del Alemán frutillarino han llegado distintas delegaciones y autoridades para presenciar los entrenamientos. Entre ellos, el alcalde de Frutillar, Claus Lindemann, quien manifestó su satisfacción por la presencia de la selección nacional en la comuna: “En lo municipal estamos participando en fútbol y básquetbol, y el que el voleibol esté presente hoy día y a este nivel sin duda marca un inicio, que podría incentivar a nuestros jóvenes a seguir el ejemplo de Petra Schwartzmann, quien es de Frutillar y está jugando por la selección. Sin duda queremos apoyar esta hermosa gestión dentro del deporte, y más aún cuando es con los niños”, expresó el alcalde.

Por parte del Instituto Alemán, la presencia de las jugadoras de la Selección ha significado un hito muy importante, así como una motivación adicional para impulsar el desarrollo del deporte en la comunidad educativa, tal como manifestó la presidenta del directorio de la Corporación Instituto Alemán, Andrea Díaz: “Tener la oportunidad de tener una delegación de nivel nacional en una pequeña ciudad del sur de Chile, lo encuentro maravilloso. Que hayan venido a Frutillar no es casualidad pero sí es una bonita coincidencia. ¿Por qué en Frutillar? Porque gracias a Dios tenemos una alumna de nuestro colegio que está seleccionada y que es parte del plantel de la Sub 16. Es un orgullo no solamente porque es una bonita disciplina, es un deporte que se practica en el sur de Chile, un deporte bajo techo que permite que durante todo el año se pueda practicar a distintas edades y también porque les enseña a nuestros jóvenes en particular que querer es poder, que aquí el que se esfuerza puede pertenecer a una selección nacional indistintamente de que viva en una provincia o una ciudad pequeña como Frutillar”, señaló.

La selección nacional Sub-16 seguirá entrenando diariamente hasta el martes 2 de julio, compartiendo en estos días con la selección regional de la disciplina, e impartiendo el cuerpo técnico nacional charlas y espacios de crecimiento personal y deportivo con jóvenes de la zona.